Aníbal Fernández sobreseído por la causa relacionada con el Plan Qunita

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dispuso el sobreseimiento por “inexistencia de delito”. El ex jefe de Gabinete estaba acusado por “insolvencia fraudulenta”

El exjefe de Gabinete de Ministros de la Nación y expresidente del Quilmes AC, Aníbal Fernández, fue sobreseído en la causa Plan Qunita en la que se lo acusaba de insolvencia fraudulenta. El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi consideró que “no hubo actos tendientes a incumplir una obligación, ni se verificó la existencia de un fallo condenatorio firme que no fue obedecido, por lo tanto no puede considerarse que Fernández cometió el ilícito”.

Esto fue así porque el también exsenador utilizó los fondos obtenidos para la compra de otro automóvil de mayor valor, que además registró a su nombre es decir que el producto de la venta permaneció dentro de su patrimonio, lo que para el magistrado determinó la «inexistencia de delito».

Según el código penal, estará en falta quien “maliciosamente destruyere, inutilizare, dañare, ocultare o hiciere desaparecer bienes de su patrimonio o fraudulentamente disminuyere su valor, y de esta manera frustrare, en todo o en parte, el cumplimiento de las correspondientes obligaciones civiles”.

Pero al no registrarse ninguna de estas condiciones, el dirigente quilmeño fue sobreseído, a pesar de que seguirá siendo investigado por su presunta participación en la comisión de delitos durante la puesta en marcha del Plan Qunita, que fue desarticulado por el actual Gobierno.

En declaraciones a Somos Radio AM 530, Aníbal expresó que «a mi no me alcanza con que levanten los procesamientos que tengo, quiero que me aplaudan» y señaló que «yo vengo a trabajar todos los días a mi estudio en la zona de Tribunales, camino por la calle, no tengo custodia, no tengo fueros, no tengo nada. Y ando tranquilo».

El exjefe de Gabinete fue sobreseído en una causa en la que se lo investigaba por «insolvencia fraudulenta», en una supuesta maniobra para eludir un embargo dispuesto por el juez Claudio Bonadío en el expediente que se tramita por las denuncias contra el Plan Qunita.

Fernández había sido denunciado después de vender dos vehículos de su propiedad luego de que el juez lo procesara en la causa principal y le dictara un embargo de 440 millones de pesos. Según la presentación contra el ex funcionario, se desprendió de los automóviles para ocultar su capacidad financiera de hacer frente a la medida judicial dictada.

Compartir