ATE se manifestó

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Quilmes continúa con su acampe en el ingreso a la Casa de la Cultura (Rivadavia y Sarmiento). Ayer, en el sexto día de la acción, los trabajadores del gremio quilmeño realizaron un corte de calles en Mitre y Rivadavia que provocó serias complicaciones en la circulación vehicular del casco céntrico.
Luego, ATE Quilmes marchó hacia la Plaza de la Estación de Quilmes donde le reclamó al Municipio de Quilmes la renovación de alrededor de 80 contratos finalizados. En la actividad se observó la presencia de distintas organizaciones sociales y políticas, entre ellas la de: ATE Berazategui con su secretario general Carlos Acosta como máximo referente.
El acampe que comenzó el 14 y finalizará cuando haya «respuestas positivas». En este marco el titular del gremio quilmeño, Claudio Arévalo, en diálogo con Diario El Sol, expresó que: «seguimos a la espera de una respuesta del listado que le dejamos al intendente Martiniano Molina y al secretario de gobierno Diego Buffone. Esperemos que el decreto pueda salir y que los compañeros puedan volver a trabajar, que es lo que quieren».
Cabe señalar que algunos vecinos entregaron alimentos a los trabajadores cuyos contratos no fueron renovados.

Continúa la protesta en la Casa de la Cultura
Compartir