Barro en Solano

Jornadas de lluvia como la de ayer complican en demasía la rutina de cualquiera, sin embargo hay zonas donde cualquier mínima actividad se vuelve imposible

Es el caso de los vecinos de 894 y 830 en San Francisco Solano, quienes deben realizar peripecias para trasladarse a sus respectivos lugares de estudio o trabajo, tal como señaló a El Sol Mayra Aguilén: «pedimos a quien corresponda del Municipio que se encargue de estas calles porque es intransitable como pueden ver. Hay barro por todos lados, caminando no se puede andar prácticamente y los autos no pasan porque a veces se quedan si son muy pesados. Por eso, como vecinos del partido de Quilmes, pedimos por favor una respuesta y que atiendan nuestro reclamo, al igual que lo han hecho en otras ocasiones cuando tuvimos problemas con la recolección y también debimos recurrir a los medios», expresó la joven, quien se desempeña en un jardín de infantes de la zona. A propósito de esto último, indicó que en días así «obviamente el ausentismo aumenta en gran número porque a los chicos les cuesta venir, trasladarse, más allá del factor lluvia en sí. Acá hay un barrio esperando mejores condiciones de asfalto para vivir», agregó.

Compartir