Caminaron a Luján

La Diócesis de Quilmes realizó la 41ª peregrinación a la emblemática localidad del oeste provincial para pedir y agradecer a la Virgen. Carlos Tissera celebró la misa

El domingo, la Diócesis de Quilmes peregrinó a Luján. Por 41ª vez consecutiva -desde1979-, miles de personas de Berazategui, Florencio Varela y Quilmes se acercaron con sus comunidades para pedir y agradecer a la Virgen con el lema «Sostené nuestra esperanza, Madrecita de Luján».
A las 10, con la presencia del obispo de Quilmes Carlos José Tissera y del obispo Auxiliar de Quilmes Marcelo (Maxi) Margni, se celebró la misa en la Plaza Belgrano frente a la Basílica de Luján, con la participación de, aproximadamente,10 mil personas y numerosos sacerdotes y diáconos de la diócesis.
En su homilía, el Padre Obispo Tissera recordó al Siervo de Dios Jorge Novak y su compromiso en defensa de la vida en los años oscuros de la última dictadura y la guerra de Malvinas. Y recordó la difícil situación actual: «Hoy venimos a Luján con nuestros corazones llenos de pedidos, en un momento crítico que viven millones de hermanas y hermanos argentinos. La pobreza creciente en el país aúna los corazones para clamar al cielo pidiendo justicia…»
Además, en el día del «cumpleaños» de la Virgen María, saludó a todos los religiosos consagrados y se unió en oración, con motivo de la Colecta «Más por Menos», «a las familias que sufren por no poder tener en la mesa lo necesario para vivir dignamente; a la angustia de las personas que han perdido sus trabajos; a los estudiantes que abandonan la universidad o la escuela porque no les alcanza el dinero; a las hermanas y hermanos de otros países que vienen escapando de sus países de origen, empujados por situaciones iguales o peores que las nuestras.»
Finalizada la misa, la fiesta continuó en el predio de los Hermanos Maristas, donde se compartió el almuerzo y el rosario misionero.

Compartir