Causa Ciccone: Amado Boudou vuelve a la cárcel

Fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión. Los jueces ordenaron la detención del exvicepresidente, que fue llevado al penal de Ezeiza

El Tribunal Oral Federal 4 condenó ayer a 5 años y 10 meses de prisión a Amado Boudou al encontrarlo culpable de los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública en la causa por la venta de la calcográfica ex Ciccone. Los jueces ordenaron la inmediata detención del exvicepresidente. Fue alojado en el penal de Ezeiza.
Sin retirar su mirada del Tribunal, con las manos entrelazadas, Amado Boudou escuchó la condena en su contra, que también incluyó una multa de 90 mil pesos y la inhabilitación perpetua para el ejercicio de cargos públicos. A su lado se encontraba el abogado Alejandro Rúa, quien después de escuchar la sentencia sólo le pronunció unas palabras al oído.
El exvicepresidente sólo se sirvió un vaso de agua después de escuchar que se lo condenó a cinco años y diez meses por encontrarlo responsable de cohecho en concurso ideal con las negociaciones incompatibles. Inmóvil, continuó escuchando la condena contra su amigo, José María Núñez Carmona, a quien le dieron una prisión de 5 años y 6 meses.
Para ambos, el TOF 4 con el voto mayoritario de sus integrantes, Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Íñiguez, se ordenó la inmediata detención, algo que la Unidad de Información Financiera (UIF) había solicitado cuando pidió la pena máxima. Boudou y su socio ya habían estado en el Penal de Ezeiza durante 70 días por orden del juez Ariel Lijo, que los acusó de enriquecimiento ilícito. Fue la Cámara Federal porteña la que posteriormente ordenó excarcelarlos, para regresar a prisión siete meses después.
En la Sala AMIA se escuchó las sentencia después de las palabras finales de todos los acusados. Nicolás Ciccone, exdueño de la compañía, escuchó su condena en uno de los escritorios finales del lugar donde se desarrolló gran parte del juicio: a él le correspondieron 4 años y 6 meses y prisión domiciliaria.
En el caso de Alejandro Vandenbroele, imputado colaborador en causa conexas a la investigación por la compra venta de Ciccone, se lo condenó a dos años de prisión en suspenso y a cuarenta horas de tareas comunitarias. Por su lado, Guido Forcieri, exjefe de Gabinete en el ministerio de Economía, recibió dos años y medio en suspenso y también tareas comunitarias. Para Rafael Resnik Brenner, exfuncionario de la AFIP, la sentencia fue de tres años en suspenso.
La lectura de la sentencia, que no demandó más de diez minutos, la realizó el juez Pablo Bertuzzi, presidente del TOF, a quien Boudou buscó recusar sin éxito y que antes de rechazar un nuevo planteo de la defensa dio a conocer la sentencia contra todos los acusados en el juicio que inició el 3 de octubre de 2017.
Después de la lectura que se realizó ante el absoluto silencio de los presentes, el juez Bertuzzi pidió a las autoridades que se retiren «en absoluto orden y respeto «.

 

Compartir