Cinco días con cortes de luz

En el barrio El Dorado están más que disconformes con el servicio de electricidad, ya que desde el jueves sufren por la falta de energía eléctrica. Los vecinos se quejaron al ENRE y a la prestataria, pero no tuvieron una solución a su grave problema

Vecinos de la zona de El Dorado reclaman que hace unos cinco días que se encuentran sin energía eléctrica y que durante el fin de semana, se organizó una fiesta de cumpleaños que se tuvo que celebrar con algunas complicaciones.
Según precisaron los lugareños, los problemas comenzaron el jueves por la noche, cerca de las 21, cuando una parte del barrio quedó sin energía eléctrica. Al día siguiente, cerca de las 22, la otra parte tuvo el mismo inconveniente. En concreto, se trata de la zona de Casares entre Craviotto y Agote.
Adriana, una de las quilmeñas afectadas por este inconveniente, habló con Diario El Sol respecto de la situación que se vive en la zona. «Hicimos el reclamo correspondientes a Edesur y al ENRE, pero no pasa nada, nos dicen que van a intimar a Edesur pero seguimos sin servicio. Ayer fue el colmo, llamamos por la mañana y nos decían que para las 16 iba a volver la luz y no pasó nada, llamamos 16.30 y nos dicen que vuelve a las 22. Pareciera que nos toman el pelo», dijo la vecina, quien también mencionó que «además nos complicó mucho que nos agarró un fin de semana largo, pero igualmente tienen que atender nuestro reclamo, no puede ser que quedemos a la deriva».
Asimismo, los lugareños señalan que durante estos días se mantienen en comunicación para coordinar reclamos e incluso para compartir un grupo electrógeno utilizando algún alargue cuando la situación lo posibilita. Aseguran también que en el verano llegaron a estar «15 días sin luz» y que suele ser un tema recurrente.
«Antes porque se sobrecargaba todo porque había mucho consumo por el verano y ahora no sabemos qué es lo que pasa. Nos dicen que hay un problema de media tensión pero no puede ser que por un tema así estemos tantos días sin luz. Acá hay mucha gente que tuvo que tirar comida por no poder conservarla en la heladera», agregó Adriana.
Según precisan, entre las instituciones que funcionan en el barrio hay una escuela de adultos, un jardín y un médico de PAMI que atiende en el centro de jubilados del barrio. Todas sin poder funcionar debido al corte.

Fiesta de cumpleaños

Los vecinos detallan también que en el rango de cuadras donde se origina el problema, hay un centro de jubilados y una sociedad de fomento, donde durante el fin de semana estaba organizada una fiesta de cumpleaños que según dijeron «se tuvo que llevar a cabo con un grupo electrógeno… es una vergüenza».
Beatriz, miembro de la sociedad de fomento, afirmó que «ya tenían todo organizado con las invitaciones, no lo podían posponer, eran alrededor de 100 personas. Era un cumpleaños de 50. Alquilaron un grupo electrógeno y trataron de llevarlo adelante, pero fue un desastre».

Corte en la sede de Edesur de Primera Junta y reclamo de respuestas

Durante la mañana de ayer, además de la situación de El Dorado, varios vecinos de los barrios Marengo, de Quilmes Oeste y de La Esperanza, en Ezpeleta, se manifestaron en la sede de Edesur de Primera Junta, buscando una solución a su problema.
Franca, quien formó parte de la manifestación, habló con El Sol y afirmó: «yo soy del barrio Marengo, 388 entre Corrientes y Entre Ríos, de Quilmes Oeste. Ya es la tercera vez que nos quedamos sin luz. Nosotros pagamos y nos pasa esto. Estoy desesperada, mi mamá está enferma y necesitamos el servicio».
Por su parte, Juan, vecino del barrio La Esperanza, aseguró: «en nuestro caso hace tres días que venimos reclamando y hace una semana que no tenemos luz. Será un rango de cuatro manzanas. No aparecen las soluciones. Nos dicen que los vehículos están trabajando y vemos que están todos acá. Además te tratan de mala manera. Vinimos ayer (por el lunes); nos solucionaron el problema por dos horas y después seguimos igual».
Asimismo, los lugareños denuncian que desde Edesur llamaron a la Policía pensando que se trataba de un robo y uno de los patrulleros que llegó chocó uno de los vehículos de los manifestantes.

(foto Guillermo Vatovec)
Compartir