Clausura preventiva de un sanatorio

En el marco de los controles de rutina que realiza la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (AFyCC) del Municipio de Quilmes, se efectuó una inspección en el Sanatorio Urquiza -Urquiza Nº 1537- que derivó en la clausura administrativa preventiva del lugar. Se labraron actas por el hallazgo de residuos comunes mezclados con patogénicos, irregularidades bromatológicas en la cocina y una obra de ampliación de la cual no se exhibieron planos ni permiso de obra al momento de la inspección.
Fabián Vivas, director de Seguridad e Higiene que pertenece a la AFyCC, detalló que la inspección se realizó de manera conjunta a las áreas municipales de Medio Ambiente, Bromatología y Comercio y la Policía Ecológica.
El funcionario agregó que la clausura se mantendrá «hasta que el sanatorio regularice las anomalías encontradas» y que mientras tanto «no podrán recibir pacientes».
Además, enfatizó que el trabajo de fiscalización en Quilmes es permanente y no solo se efectúa al rubro de salud, sino también a las áreas comerciales e industriales del distrito con el objetivo de «regularizar la situación de todos los sectores y mejorar la calidad de vida de los vecinos».

 

Compartir