Dudas sobre un caso de sarampión

Si bien diversos medios aseguran que el Ministerio de Salud de la Nación confirmó que un bebé de 10 meses y con residencia en Quilmes es el tercer caso de sarampión autóctono entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires en lo que va del mes, fuentes consultadas por Diario El Sol aseguran tomar el caso con precaución, ya que «no estaría realmente confirmado».
A los de un nene de cinco meses y una nena de seis que salieron a la luz durante la semana pasada, se suma este nuevo caso.
Cabe recordar que en nuestro país hay que remontarse hasta 2001 para registrar el último caso endémico del que se tenga registro. No obstante, en marzo comenzaron las alertas, cuando se supo que una niña de 8 meses tenía la enfermedad.
Según indican las hipótesis, fuentes consultadas por este medio el caso del niño quilmeño «no estaría 100% confirmado, no hay que alarmar a la gente. Es un caso que está bajo estudio porque se trata de un bebé que compartió sala con uno de los que estaba infectado en el Hospital Garrahan».
El nene actualmente está en tratamiento ambulatorio en su casa, aunque no se pudo precisar en qué parte del distrito. No estaba vacunado porque tiene menos de un año, la edad en la que puede ser inoculado. Representantes de la Secretaría de Salud realizaron una recorrida preventiva en la zona de residencia, en un radio de nueve cuadras. Asimismo, hubo un rastreo entre los miembros familiares para detectar el esquema de vacunación de la familia, si hubo antecedentes de enfermedades con exantemas febriles o viajes durante el último tiempo.
«Los tres casos presentaron clínica compatible (fiebre, exantema, tos y conjuntivitis) y fueron confirmados por serología (IgM positiva en suero) y detección de genoma viral por PCR», indica el último boletín epidemiológico que difundió el Gobierno.

Reunión de expertos

Los integrantes del comité de expertos de sarampión, convocados por el Ministerio de Salud de la Nación, acordaron el jueves una serie de recomendaciones destinadas a fortalecer la respuesta ante la aparición del tercer caso de esta enfermedad y la circulación del virus en países de la región. El comité entregó las indicaciones sugeridas al ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein y a sus pares de ciudad y de provincia de Buenos Aires, Ana María Bou Pérez y Andrés Scarsi, respectivamente, quienes participaron de la reunión.
Entre las medidas se encuentran fortalecer la vigilancia epidemiológica, intensificar las acciones de vacunación, establecer un mecanismo de rápida clasificación en las guardias de hospitales y centros de salud de la ciudad y provincia de Buenos Aires y mantener el inicio de la campaña de seguimiento de sarampión y rubéola para octubre.
«Los tres casos están circunscriptos a Capital Federal y provincia de Buenos Aires por lo que se acordó que en la guardias se establezca un sistema de selección que permita efectuar un triage de pacientes rápidamente por enfermedad febril exantemática y acortar los tiempos de atención de los mismos», afirmó el titular de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, Cristian Biscayart, al cierre de la reunión que se realizó en las últimas horas en la sede del Ministerio de Salud de la Nación.
«Es importante recordar que el sarampión es muy contagioso. Contagia cuatro días antes y cuatro días después del comienzo de la erupción. Por lo cual cuando una familia consulta a un hospital o centro de salud hay que armar mecanismos para que no tengan largas horas de espera en una Guardia sino que rápidamente se lo pueda etiquetar, colocar barbijo y sean atendidos en un lugar separado en función de cada institución», puntualizó Ángela Gentile, integrante de la Comisión para la Certificación de la Eliminación de la Circulación Endémica de Sarampión, Rubéola y Síndrome de Rubéola Congénita.
El comité de expertos, formado por integrantes de sociedades científicas, de los ministerios de Salud de Nación, Ciudad y provincia de Buenos Aires y especialistas, también recomendó intensificar las acciones de vacunación para que no haya esquemas incompletos. «El personal de salud, la comunidad y las familias tienen que estar alertas frente a niños que tengan fiebre, tos, conjuntivitis, los ojos lagrimosos y sarpullido», señaló la presidenta de la Comisión Nacional de Inmunización (CONAIN), Mirta Roses.
Por otro lado, Biscayart informó que el país cuenta con dosis suficientes de la vacuna y que en la reunión el comité reafirmó sostener el inicio de la campaña de seguimiento de sarampión y rubéola para octubre y noviembre para los niños de 13 meses a 4 años inclusive.
En este sentido, Mirta Roses destacó que «vamos a tener desde el 1 de octubre la campaña de seguimiento. Además vamos a estar alertas a los lugares en donde surgieron esos casos para tomar medidas específicas».
De la reunión también participaron la representante de OPS en Argentina, Maureen Birmingham; Mirta Magariños, de Inmunizaciones de OPS; Pablo Bonvehí, de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) y de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI); la interventora de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Doctor Carlos G. Malbrán (ANLIS) Claudia Perandones e integrantes de los ministerios de Ciudad y provincia, Carlota Russ, de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), María Marta Contrini, del Comité Científico de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (SADIP) y Analía Urueña, de la SAVE.

 

Compartir