«El Hockey no es una isla»

El presidente del QAC, Marcelo Calello, resaltó que "todos somos parte de Quilmes" y justificó el pedido que le realizará la directiva a la Subcomisión para que rinda el dinero correspondiente a la cuota social que se cobra en Conesa y Ceballos

En la reunión de Comisión Directiva se resolvió consensuar la postura que adoptará el club con respecto a la unificación de la caja del cobro de las cuotas sociales, a la que se denominó en el Orden del Día como «ventanilla única».
Por lo que se le informará a la Subcomisión de Hockey que deberá rendir cerca de los 160.000 pesos mensuales que cobra en concepto de cuota social a la Sede y que su autofinanciamiento mantendrá el dinero correspondiente a los adicionales, micros, etcétera, que desde Guido y Paz se afirma que son cerca de 800.000 pesos mensuales.
«Nosotros estamos orgulloso del significado del hockey dentro de la institución: los logros que han obtenido como haber sido multicampeones o fundadores de la Asociación de Hockey y todo lo que ha hecho la Subcomisión de Hockey en todo este tiempo. Pero hay que ajustar ciertos detalles administrativos que se han venido dando desde hace 30 años», avisó Marcelo Calello, el presidente de Quilmes, apuntando a la gestión meisznerista.
El titular del club se quejó por la trascendencia que tomó la noticia en la previa de la reunión de Comisión Directiva, que se realizó el jueves por la noche en Guido y Paz.
«En este club se hace todo más grande y toma una trascendencia mediatica increíble y se genera siempre un problemón. Hay mucha desinformación y se sale a hablar a veces desde el desconocimiento y lo hace gente que ha sido parte de otras administraciones y sin ningún sentido», señaló.
El presidente del QAC fue aún más directo: «hay que largar el Twitter y tener un poco más de contacto personal para saber lo que se necesita en este club».
Con relación al dinero en cuestión, apuntó que «la cuota social le pertenece al club y la adicional la seguirá manejando Hockey como hasta ahora. Nadie quiere intervenir algo. Se hizo mucha trascendencia sin sentido», reiteró.
Por eso comentó que la idea era no expresarse públicamente cuando surgió el tema en los medios locales. «Preferimos primero informarle la situación a los miembros de Comisión Directiva, por otro lado no creo que esto genere ninguna preocupación al Hockey».
Agregó que «hay situaciones que involucran a todo el club, por ejemplo lo que estamos viviendo (en referencia al Concurso Preventivo), también lo afecta al Hockey. El Hockey no es una isla, somos todos socios del mismo club y eso es lo que hay que entender».
Y por último ejemplificó: «si al club le ponen bandera de remate, también se la van a poner a la sede, al estadio y a la cancha de hockey. Todos somos parte de Quilmes. Pero hay que ser directo y saber comunicar. Si quiebra el club pueden rematar la cancha de agua, el estacionamiento, las tribunas nuevas y lo que sea. Pero también, si hay que pagarle a un síndico o a un grupo de abogados para salvar al club, nos tenemos que involucrar todos».

deportes@elsolnoticias.com.ar

                                                                                                                 Sebastián Kerle

 

Compartir