El temporal trajo complicaciones

Durante la mañana de ayer el distrito amaneció gris y lluvioso, producto de las precipitaciones acaecidas entre la tarde del miércoles y la madrugada del jueves.
Si bien fue mejorando con el correr de la jornada, zonas aledañas a la ribera local tuvieron acumulación de agua, provocando algunos inconvenientes en cuanto al tránsito y con algunas viviendas complicadas con las filtraciones de agua.
Las calles cercanas al Pejerrey presentaron acumulación de líquido en las esquinas. Asimismo, vecinos afirmaron que «en algunas casas el agua llegó a entrar por la mañana. Hay zonas que se inundan siempre, como Yoldi por ejemplo, pero dependiendo de la lluvia hay otras que se ven afectadas. Hoy el agua llegó a unas tres cuadras por ejemplo, por lo que las casas que están más cercanas al río tuvieron problemas con el agua».
Asimismo, una de las áreas con más problemas fue la de Avenida Otamendi, en las cercanías del cruce con Cervantes. Allí el paso de las líneas de colectivos que circulan por allí levantaba importantes cantidad de agua, en una circulación que de por sí está siendo complicada estos días por las obras que se están llevando a cabo sobre la misma Otamendi, lo que lleva a una reducción de un 50% de la calzada.

Pronóstico extendido

Según lo que detalla el Servicio Meteorológico Nacional, para la jornada de hoy se espera que la inestabilidad se mantenga, con precipitaciones intermitentes, mínima de 11 y máxima de 13. Ya para el viernes comenzará a despejarse, aunque podrían mantenerse algunos frentes tormentosos, con una suba de la temperatura máxima, que será de 15 grados.
Si hablamos del fin de semana, el sábado volverían las tormentas fuertes, con 11 de mínima y 14 de máxima. Las mismas precipitaciones del sábado generarían que las temperaturas decaigan durante la jornada del domingo, cuando habrá una mínima de 9 y una máxima de 13.

 

Compartir