El último adiós a Lourdes

Durante la mañana de ayer, familiares, amigos y compañeros de Lourdes Espíndola, la joven policía que fue baleada en Ituzaungó, le dieron el último adiós a la efectivo.

El cortejo se realizó en la Cochería del Sur, ubicada en Avenida Nestor Kirchner entre 22 y 23 en Berazategui. Además de los allegados a la víctima, asistieron algunos referentes de la cúpula policial y colegas de diferentes seccionales. Entre otros se presentó el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni.

Fernando Altamirano, quien era la pareja de Lourdes, convocó para este 18 de agosto a una movilización para reclamar mayor seguridad para los efectivos, bajo el lema #NiUnPolicíaMenos. «Vamos a movilizarnos porque queremos que se legalice que, si mataste a otra persona, no tenés más derechos. Quiero el bienestar para toda la Policía. Las cosas tienen que cambiar y no puede haber más un policía muerto ni un ciudadano» aseguró Altamirano.

Si bien en un primer momento había asegurado que iba a abandonar la fuerza, quien era la pareja de Lourdes aseguró que continuará siendo policía y se disculpó por los dichos contra gobernantes a nivel provincial y nacional.

Cabe recordar que el trágico hecho ocurrió el sábado por la tarde, entre las 18.30 y las 19, cuando Lourdes se encontraba esperando el colectivo en Ituzaingó, cerca de la Autopista del Oeste, esperando el colectivo para volver a su casa en Berazategui. Allí fue sorprendida por un grupo de delincuentes que le dispararon en el cuello para finalmente llevarse su arma reglamentaria.

Ya herida, la efectivo le envió un mensaje a su pareja contándole lo sucedido. Fernando salió hacia allá y alertó a dos compañeras de Lourdes, quienes fueron las que primero llegaron al lugar y la trasladaron al Hospital Posadas, donde pasó sus últimas horas.

Compartir