Familia delictiva

Una madre y sus hijos que formaban una banda que se dedicaba al delito de entraderas fue desbaratada por la DDI luego de intensas tareas de investigación

La Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, a cargo del comisario inspector Ariel Silva, allanó y detuvo a una banda integrada por madre e hijos quienes cometían entraderas. Tras un intenso trabajo de investigación y una serie de allanamientos realizados ayer por personal de la DDI Quilmes y la fiscal Karina Gallo, se logró desarticular a una banda que mediante el denominado “cuento del tío” engañaban a adultos mayores para drogarlos y luego despojarlos de sus pertenencias.
Lo particular es que la organización delictiva estaba conformada por una mujer de 49 años y sus dos hijos de 28 y 22 años. Los procedimientos judiciales se pudieron concretar merced al estudio de material fílmico, pruebas documentales, pruebas testimoniales y reconocimiento por parte de alguna de las víctimas.
Todos los allanamientos fueron en Quilmes y se le adjudican a esta familia la realización de numerosos hechos de este tipo de modalidad, aprovechándose de personas mayores.
Según consta en actuaciones judiciales, los ahora aprehendidos cometían hechos de entraderas a personas de avanzada edad los cuales eran engañados y/o seducidos por la mujer hasta lograr acceder al interior de las viviendas, donde eran sometidos mediante uso de psicofármacos y en algunos casos eran golpeados ante el estado de indefensión por efecto de las drogas suministradas para sustraerles objeto de valor y dinero en efectivo.
Los detenidos quedaron a disposición de la Justicia y se investiga si más hechos de estas características tendrían conexión con los imputados.

Compartir