La estación de Quilmes, a oscuras

Los usuarios del ferrocarril de la Línea General Roca se encontraron ayer por la mañana con una estación totalmente a oscuras. Un apagón hizo que los andenes y las zonas aledañas fueran una verdadera boca de lobo, que solamente se aclaraba parcialmente con la llegada de cada formación.
Vecinos que se comunicaron con Diario El Sol explicaron que «era tremendo, no se veía nada y lo que más llamó la atención fue la ausencia de Policía o fuerzas de seguridad acorde con la proporción del episodio».

 

Compartir