No hay solución a los apagones

Villa Alcira, en Bernal, se vio otra vez afectada por cortes de luz. Un amplio sector sufrió una interrupción del servicio entre la noche del martes y la mañana de ayer

Varias zonas del distrito continúan siendo afectadas por distintos cortes de energía eléctrica.
En la jornada del martes y ayer, Villa Alcira y alrededores fue la zona que padeció este problema.
Según precisaron los damnificados, el problema comenzó cerca de las 22.30 del martes y continuó hasta la mañana de ayer, restableciéndose por etapas.
«Estas últimas semanas vienen siendo muy bravas. Antes había muchos cortes por fase, pero los últimos vienen siendo generales. Es un problema porque hay gente que en cortes anteriores perdió electrodomésticos porque la luz vuelve al principio muy fuerte y te quema las cosas. No podés comprar demasiado porque con un corte así tenés que tirar todo a la basura. Ya no sabemos qué hacer», aseguró Cristina, vecina de ese barrio.
Asimismo, otros lugareños manifestaron su enojo por la atención de la empresa prestataria. «Más allá de los problemas en el servicio está la atención. Antes por lo menos recuerdo que te atendía una persona y te escuchaba para atender un reclamo, ahora directamente le hablás a una máquina. Y no solo eso, quizás te llaman para ver si volvió el servicio, pero lo hacen como dos semanas después», comentó uno de los damnificados.
Cabe recordar que en los últimos tiempos se vienen registrando cortes importantes en el distrito. Dos casos emblemáticos fueron el de Casares entre Agote y Craviotto, un radio de varias cuadras que estuvo más de una semana sin luz, llegando al punto de que unos vecinos se organizaran para alquilar un grupo electrógeno y compartirlo.
Otro caso importante fue el del barrio La Esperanza, en Ezpeleta, donde durante varias semanas los lugareños estuvieron sin servicio, decidiendo ir a manifestarse a la planta técnica de Edesur con sede en la calle Primera Junta.

 

Compartir