Nuevo comedor en la Técnica

En la Secundaria de la UNQ se inauguró ayer el nuevo salón. "Estamos orgullosos del espacio que construimos", dijo el rector de la Universidad

Continúa en crecimiento. El rector de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), Alejandro Villar, inauguró ayer el Salón Comedor y Cocina de la Escuela Secundaria Técnica de la UNQ ubicada en República de Francia y Dr. Kenny en Ezpeleta Oeste. «Es un punto importante para consolidar la presencia de los chicos en el colegio», expresó Villar.
Todo sucedió minutos después de las 11, en un acto que contó con la participación de directora de la Secundaria de la UNQ, Débora Schneider; el vicerrector, Mg. Alfredo Alfonso; el ex rector de la UNQ, Mario Lozano; los arquitectos encargados de la construcción, Santiago Brardinelli y Cecilia Soler; docentes; alumnos, entre otros.
El nuevo espacio está compuesto por 490 m2 y 500 m2 descubiertos. Pensado también como espacio pedagógico, el Salón Comedor se proyectó para albergar a más de 500 estudiantes (alrededor de 250 por turno). Habrá desayuno, almuerzo y merienda.
En tanto, el sector de la cocina cuenta con: vestuarios para el personal, depósitos, sala de lavado de mercadería, sala de lavado de utensilios, cámara de frío, cámara de congelado, paneles solares para la provisión de agua caliente. A su vez, el espacio exterior está conformado por la expansión del comedor, con pérgola, y área parquizada.
En diálogo con Diario El Sol, el rector Villar señaló que: «estamos muy contentos y orgullosos por el espacio que pudimos construir. Esto permitirá que nuestros estudiantes puedan tener un espacio adecuado. El tema del comedor es un punto importante para consolidar la presencia de los chicos en el colegio. Esto nos dará mayor presencia de los estudiantes y mayor capacidad de contención, motivo por el cual tenemos muy baja deserción».
Cabe destacar que Villar adelantó que en mayo/junio quedarán inauguradas las obras que se están llevando a cabo en la parte delantera del edificio (ingreso por República de Francia) donde estarán alojados las oficinas y laboratorios.
Por su parte, Schneider señaló que: «estamos felices. Este año vamos a dar desayuno, almuerzo y merienda. Es la posibilidad de cumplir con el mandato que tenía la escuela de la Universidad, que es brindar educación de calidad, el poder asegurar que los chicos estén correctamente alimentados y puedan disfrutar de la posibilidad de aprender».

El comedor podrá albergar a 250 alumnos en cada turno (Foto: Luis Martin)
Compartir