Políticas de competencia

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, expuso en el Día Nacional de la Competencia

El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, subrayó hoy que el objetivo del Gobierno de priorizar políticas de competencia forma parte de “la transformación que queríamos plantear para nuestro país” que se basa en alcanzar la “estabilidad macroeconómica” y en tener “reglas de juego y un marco institucional”.

Peña puntualizó que esas políticas propician “la idea de regular los mercados a partir de la lógica de la competencia, la transparencia y la integridad, versus la lógica de hacerlo con un revolver sobre la mesa como literalmente ocurría en el país”.

Puso de relieve que darle prioridad a ese objetivo “fue una decisión política del Presidente muy entrada en la raíz de la transformación que queríamos plantear para nuestro país”.

El Jefe de Gabinete se refirió en esos términos al exponer en el auditorio del Banco Nación, en el marco de la celebración del Día Nacional de la Competencia y como antesala de la apertura de dos foros internacionales sobre la materia que se realizarán en esta capital.

Participaron también, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, y el titular de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, Esteban Greco.

Peña recalcó que el Gobierno ha establecido dos pilares en el marco de sus ejes de gestión “para romper este ciclo eterno de frustración que ha habitado nuestro país en el pasado”.

“Por un lado, construir una estabilidad macroeconómica que destierre conductas eternas como las políticas de déficit fiscal, la necesidad de endeudamiento permanente y, por supuesto, la inflación que tanto afecta las cuestiones vinculadas con la competencia y salubridad de nuestros mercados”, señaló.

Dijo que, por el otro, “construir reglas de juego y un marco institucional que nos ponga una hoja de ruta para liberarnos de la necesidad de depender de la genialidad de la persona de turno que fue una costumbre muy arraigada en nuestra cultura política”.

Afirmó que intervenir en los mercados con “la idea de un estado que le indica a cada actor de la economía como tiene que comportarse, genera enorme ineficiencia y resultados de atraso, en el mejor de los casos”.

“Y en el peor, mucha corrupción y autoritarismo, pero todos llevan al fracaso”, ya que “ninguno ha logrado un desarrollo sustentable y permanente” del país.

Dijo que cuando el presidente Mauricio Macri planteó la necesidad de que haya nuevas normas y “fortalecer a todo el marco institucional” fue “no solamente para lograr resultados sino para ir generando cultura”.

“E ir cambiando la mentalidad sobre la cual, en muchos casos, los argentinos estamos arraigados en ese pensamiento mágico de que las instituciones son parte del problema en lugar de la solución”, añadió.

Peña remarcó que el Gobierno seguirá en el camino de “corregir de raíz los problemas y atravesar esas crisis sin alterar las reglas de juego, sino consolidándolas para crear confianza en nosotros mismos y, centralmente, en la comunidad internacional”.

Además, sostuvo que la vocación de ingresar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) representa “una decisión política de poder anclar esas reformas institucionales en compromisos internacionales que puedan tener el cimiento de una Argentina integrada a la comunidad global”.

“Y no sólo de la voluntad de los dirigentes sino a través de los marcos de transparencia e institucionalidad que demuestren que no tenemos nada que ocultar y que queremos ponernos al frente de una comunidad que cree en el multilateralismo, en la cooperación en la integración para lograr mejor desarrollo para los habitantes de nuestros países”, puntualizó.

Por su parte, el ministro Garavano, quien también pronunció unas palabras alusivas, sostuvo que “la incorporación de nuevas reglas transparentes como la ley de Responsabilidad de las Personas Jurídicas y la ley del Arrepentido conlleva una mejora en las condiciones de contratación por parte del Estado y el desarrollo de mercados más maduros”.

“Es un cambio cultural que construye institucionalidad”, agregó.

El evento precedió a la realización del XVI Foro Latinoamericano y del Caribe de la Competencia y del Foro Iberoamericano de la Competencia que se llevarán a cabo hasta el jueves en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Fue organizado en forma conjunta por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, la OCDE y el BID.

Compartir