Por el cuidado del ambiente

"Donde antes había un basural, ahora hay juegos para toda la familia", expresó el intendente Watson, que continúa promoviendo en el distrito programas ecológicos

El Ejecutivo Municipal activó diversas iniciativas que, en una misma sintonía, instalaron en la conciencia ciudadana la tarea de colaborar con el cuidado y mantenimiento del medio ambiente. Paralelamente, determinó el empleo de las cuadrillas para el saneamiento del espacio público para retira una amenaza permanente a la salud e integridad de los vecinos: la basura.
«Donde antes había un basural, ahora hay juegos para toda la familia», fue una de las frases que el intendente Andrés Watson lanzó durante su discurso de apertura de sesiones ordinarias del HCD. De ese modo, dimensionó la efectividad de los programas ambientales. Con un primer semestre de gestión efectiva, la máxima autoridad de Varela buscó replicar los resultados de 2017: un millón de metros cuadrados recuperados y transformados en plazas, paseos, circuitos aeróbicos o espacios de recreación para los vecinos.
La acumulación de residuos ocasiona un impacto negativo y directo en la vida de las personas, como enfermedades infecciosas, focos propicios para la subsistencia de roedores, obstrucción en la movilidad, inundaciones, entre otras consecuencias. Ante estas circunstancias, la solución no reside únicamente en la higiene urbana, sino en un plan a largo plazo, un vertiginoso cambio sociocultural con el eje puesto en la educación.
Durante la semana, Andrés Watson formó parte de la presentación de bases y condiciones del certamen artístico «Pinta tu ambiente», tradicional concurso que convocó por noveno año consecutivo a alumnos de escuelas públicas y privadas del distrito que deseen participar con la realización de un dibujo vinculado a la temática del cuidado ambiental.
Durante el evento, el Jefe Comunal ratificó la importancia de trabajar articuladamente «en conjunto con todo el sistema educativo» ya que «la educación es la base de toda comunidad organizada y pujante» y «una herramienta de inclusión y de transformación».
En cuanto a la competición, Watson expresó: «desde el Municipio se apunta  al cuidado, a la prevención, al poder de policía respecto a quienes arrojan basura ilegalmente, el poder punitivo del Estado; pero por otro lado a lo que apostamos también es a la enseñanza, a crear conciencia sobre el cuidado del medio ambiente».
Por su parte, la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Beatriz Domingorena, especificó el propósito del concurso: «ver cómo transformamos realidades sociales que tienen que ver con lo ambiental pero que exceden esa barrera. Es decir, que tienen que ver con cuestiones urbanísticas, vinculadas a la salud, a la inclusión social». «Lo que se busca es la participación y que ésta trascienda las puertas de la escuela, que involucre a todos los vecinos de Florencio Varela, cuidando nuestros espacios públicos y recuperándolos», agregó.
En una primera instancia, los docentes o directivos de cada institución pre-seleccionarán los proyectos que luego deben ser entregados a la cartera de Ambiente. Para la realización del dibujo se pueden utilizar diferentes técnicas y materiales, valorándose principalmente la mirada del alumno como sujeto de intervención ambiental y la participación ciudadana en las acciones para su protección.
Los trabajos serán recibidos hasta el 31 de agosto. Los ganadores obtendrán una computadora para su escuela y su producción será la portada de las tarjetas navideñas municipales.

Un ejemplo de
resiliencia urbana y ecológica

El barrio Villa Mónica, en especial su flamante plaza situada en la intersección de las calles 727 y 740, se constituyó en un paradigma de transformación, luego de atravesar la intervención de #MiBarrioLimpio.
A principios de 2018, agentes municipales, voluntarios y vecinos forestaron y restauraron un territorio que habitualmente era empleado como punto de acopio de residuos. En este marco, además de la limpieza, se procedió al saneamiento de los pluviales de la zona, la demarcación de una cancha deportiva, la colocación de cestos diferenciados y de uno comunitario, y la colocación de juegos recreativos.
Una vez concluido el accionar municipal, sólo restaba circunscribir el cuidado de la plaza a la responsabilidad y compromiso de los vecinos de la zona. «Ellos empezaron a disfrutar del lugar donde viven: riegan los árboles, si se rompen los juegos los arreglan y eso es una organización de ellos», indicó Leonardo Lugo, director de la Oficina Descentralizada.
Silvina Zacarías desempeñó un rol fundamental como custodia de la plaza, y su función social le otorga dinamismo a este punto restaurado. «Lo primero que queremos es la unión de los vecinos, y con esto vamos a avanzar», resumió.

Examinan vehículos de TRANSPORTE DE residuos

El cuerpo de fiscalizadores municipales, junto al personal vinculado a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, ejecutó un operativo para controlar al transporte de desechos o materiales inflamables hoy por la mañana en el barrio La Rotonda.
Los agentes eligieron una ubicación estratégica -el cruce de la calle 1203 con La Huella- e interceptaron camiones, camionetas, automóviles o carros para supervisar tanto el contenido como el volumen de su carga en búsqueda de mercancías peligrosas y basura de cualquier origen.
Efectivos pertenecientes a la Dirección de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas Delegación Avellaneda colaboraron durante el procedimiento donde, retiraron los montículos formados por residuos domiciliarios de la zona. Estipularon la reiteración de la intervención durante los próximos días en distintos sectores del distrito junto a miembros de las fuerzas de seguridad, más representantes de delegaciones radicadas en Echeverría y La Plata.

Compartir