Reclamo por obra inconclusa

Vecinos de un importante sector del Bernal dicen sentirse olvidados por la empresa encargada del servicio de agua. Al parecer se está demorando más de lo previsto en las finalización de las tareas y quedaron aislados del resto de la ciudad

Aislados y olvidados. Así se sienten los vecinos de algunos sectores de Bernal, con calles cerradas al tránsito y obras totalmente paralizadas, algunas incluso sin saber bien a qué obedecen.
Lo cierto es que en la mañana de ayer un móvil periodístico de Diario El Sol se dirigió en un primer momento a Chacabuco entre 9 de Julio y Don Bosco, epicentro de uno de los reclamos que nos hicieron llegar. Allí con un cartel que claramente señala que la calle está cerrada, a tan solo 50 metros hay una obra relacionada a una estación de bombeo de AySA que, de acuerdo a Rodolfo Castillone, vecino de la cuadra, «está así hace casi dos años y sin avances. Sabemos que la empresa Cosugas es la que monopoliza todo este tipo de trabajos, ya sea para las empresas de agua, de gas o incluso de teléfono. Pero reclamamos y nadie nos supo dar una respuesta nunca. No creo que cambie mucho la situación aunque vengan ustedes, pero al menos que vean que la gente de este sector de Bernal está muy molesta», declaró con un enojo entendible.
Las complicaciones no solamente tienen que ver con el tránsito y la circulación, debido a que hay que llegar hasta Lavalle si uno quiere dirigirse al centro bernalense o a la zona de la estación, siendo un dolor de cabeza importante en las horas pico. Sino que también la inseguridad juega una mala pasada ocasionalmente: «de Chacabuco para el lado de Dardo Rocha, baja el sol, y mejor ni te metas. La semana pasada al hijo de un amigo mío le robaron la mochila del colegio, el celular, todo lo que tenía. Y eran casi las siete de la tarde, pero al haberse convertido en una zona muerta no hay nadie».
Una situación parecida viven en Ameghino y Ayacucho, donde hay otra obra de esta magnitud paralizada desde hace meses, impidiendo la normal circulación de tránsito: «de por sí las calles son angostas, y con estos arreglos que no son arreglos porque no hay movimiento de hace meses, lo único que hacen es complicarnos la vida a todos. Los invitamos a ver en los horarios que salen los chicos de la escuela, los embudos que se hacen en esta esquina y las maniobras que hay que hacer para salir de esta zona. Por lo menos que las empresas encargadas de llevar adelante las obras informen a los vecinos sino hay más presupuesto o qué van a hacer. Una cuestión de delicadeza», manifestó Rosana Paolini, otra lugareña que se acercó ante la presencia de El Sol y expresó el descontento de varios vecinos de esta zona de Bernal.
Cabe destacar que la empresa AySA informó en su momento sobre el Proyecto de Cañería de Impulsión, el cual incluye 6 cámaras reguladoras en distintos puntos de esta localidad. Sin embargo, la mayoría de ellas hoy por hoy se encuentran paralizadas y no hay información acerca de los motivos.

Compartir