«Sentía que no era una buena madre»

La confesión de Serena Williams. La tenista estadounidense, de 36 años, busca recuperarse después de no estar presente en la mayor parte de la temporada 2017 por el embarazo

La ganadora de 23 Grand Slam, Serena Williams, dice que sufre «emociones posparto», mientras intenta conjugar la vida familiar con su regreso al tenis de élite.
La estadounidense, de 36 años, busca recuperar su mejor forma después de perderse la mayor parte de la temporada WTA 2017 debido a su embarazo.
«Leí varios artículos que decían que las emociones posparto pueden durar hasta tres años si no se tratan», afirmó Williams al reconocer que se sentía «en un bache».
La revelación se produce una semana después de que sufriera el peor revés de su carrera en San José, cuando cedió los últimos 12 juegos en una impactante derrota de primera ronda por 6-1 y 6-0 ante la británica Johanna Konta, quien actualmente ocupa el puesto 43 de la clasificación mundial.
«La semana pasada no fue fácil. No solo estaba aceptando cosas personales difíciles, sino que simplemente me encontraba en un caos. Principalmente, sentía que no era una buena madre», escribió Williams en su cuenta de redes sociales en Instagram.
Williams manifestó que trató de superar su desesperación al compartir sus sentimientos con familiares y amigos. «Es totalmente normal sentir que no estoy haciendo lo suficiente por mi bebé, ya sea quedándome en casa o trabajando, encontrar ese equilibrio con los niños es un verdadero arte», puntualizó.
Los organizadores anunciaron que Williams se retiraría del torneo WTA de Montreal por «motivos personales».
Williams superó una cirugía a vida o muerte tras dar a luz a su hija Olympia durante septiembre, alcanzando incluso la última final de Wimbledon, donde fue derrotada por la alemana Angelique Kerber.
A la estadounidense se le presentaba un difícil camino en Montreal: su partido inicial habría sido contra la francesa Alize Cornet, quien derrotó a Williams en cuatro de las seis veces en que se han enfrentado. Si avanzaba más allá de Cornet, su próxima rival habría sido Kerber.

deportes@elsolnoticias.com.ar

 

Compartir