El trabajo incansable del padre Pedro

El padre Pedro Baya Casal asiste en los barrios populares porteños se encuentra actualmente en la Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza de Puerto Madero, dónde arribó en marzo y, en este sentido, manifestó que se encontró con dos realidades: la villa Rodrigo Nuevo por un lado y la de Puerto Madero por el otro.
En diálogo con Entre Amigos, emitido por FM Late 93.1, el sacerdote expresó que «los vecinos ayudan mucho y se organizan. La fe puede sostener y alentar. Nos hace creer en un mañana y un mundo mejor».
En el marco de la pandemia, explicó que debido a que aún «no está habilitado que las personas en Capital y el Gran Buenos Aires para que las personas vengan a rezar. Transmito la misa los domingos por Facebook».
«En la Parroquia tengo personas en situación de calle viviendo. Algunos lamentablemente les dio positivo el COVID-19 y fueron a hospitales. Tenía 21 personas y quedaron tres. Estamos esperando que se curen y regresen», señaló.

Compartir