Un circuito turístico que conecta los municipios de Tigre y Quilmes

Tigre-Quilmes

El viernes 2 de diciembre tendrá lugar una nueva Audiencia Pública convocada por la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), donde se pondrá a consideración la propuesta de navegación con fines turísticos en un pequeño tramo del Riachuelo entre su desembocadura y el Puente Transbordador Nicolás Avellaneda, que une la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el Municipio de Avellaneda. Además, se analiza un proyecto de creación de un paseo náutico que conecta los municipios de Tigre y Quilmes.
Se trata de la segunda Audiencia Pública que realiza el organismo este año y se llevará a cabo en la sede del Archivo General de la Nación. En este caso, la cita tendrá también una modalidad mixta, presencial y virtual, y podrá seguirse de manera remota a través del canal del organismo en YouTube. La inscripción para exponer en el evento se realizará de forma virtual entre el 15 y el 30 de noviembre a través del sitio web de ACUMAR.

RIACHUELO
NAVEGABLE…

El proyecto de navegabilidad en el tramo final del Riachuelo fue presentado de manera conjunta este año por las carteras de turismo de la Nación y la Ciudad de Buenos Aires ante el Juzgado Federal de Morón, quien dio intervención a ACUMAR para determinar la factibilidad técnica y ambiental de retomar las navegaciones, suspendidas desde 2011 en el marco de la causa judicial por el saneamiento del Matanza Riachuelo, conocida como “Causa Mendoza”.
En este marco se analizaron las presentaciones efectuadas por la Ciudad de Buenos Aires y la Dirección Nacional de Calidad e Innovación Turística del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación en relación a un proyecto de creación de un paseo náutico que propone un circuito bidireccional que conecta los municipios de Tigre y Quilmes, incorporando paradas turísticas intermedias que permitan el ascenso y descenso de turistas.
ACUMAR acompaña la propuesta atendiendo a sus potencialidades para promover la recuperación territorial, cultural y económica del Riachuelo. Se propone incorporar al proyecto un circuito integrado de turismo sostenible entre las dos orillas La Boca-Isla Maciel, que no tenga al Riachuelo como un límite, sino que por el contrario, lo incluya como uno de los momentos claves de este recorrido.

GABRIEL LARRACHE

“Habilitar la navegabilidad del Riachuelo desde su kilómetro cero hasta el Puente Avellaneda, con sus correspondientes controles, es un elemento imprescindible para poder recuperar un lugar histórico. Se trata, en definitiva, de acordar que el saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo se encuentra atravesando una nueva etapa, en la que es posible mostrar avances y la puesta en marcha de obras de gran envergadura: es el caso del Sistema Riachuelo, una de las más grandes de Sudamérica, que tratará gran parte de los desechos cloacales que hoy se vuelcan al río”, destacó Daniel Larrache como director Ejecutivo de Gestión.
La propuesta busca, asimismo, incorporar una nueva posibilidad para sensibilizar acerca del trabajo de recuperación de la Cuenca Matanza Riachuelo en marcha y sobre los aportes que la ciudadanía puede realizar a través de la incorporación de hábitos y prácticas sustentables.

Compartir