El QAC puso en marcha la semana

QAC entrenamiento previa Dálmine
La dupla de marcadores centrales: Gabriel Díaz y Renzo Giampaoli (foto @QACOficial)

El plantel de Quilmes regresó a los entrenamientos e inició la última semana de preparación para jugar ante Villa Dálmine. La próxima presentación del Cervecero será ante el Violeta, el próximo sábado a las 19.35, en el estadio Centenario en un partido correspondiente a la 26ta. fecha de la Zona B de la Primera Nacional.
El entrenador Mario Sciacqua no podrá contar por primera vez en lo que va de la temporada con el arquero Milton Álvarez, que llegó a la quinta tarjeta amarilla y deberá cumplir con una fecha de suspensión. El arco estará ocupado por Esteban Glellel.
Mientras tanto, en el transcurso de la semana, el entrenador Cervecero deberá definir si hará más variantes. Por lo ocurrido en los últimos entrenamientos, regresaría a la titularidad Carlo Lattanzio, ya que el DT lo incluyó en el equipo principal.
Sin embargo, lo que no mostró el entrenador es quién podría dejar su lugar ya que en la semana pasada no contó con el delantero Martín Giménez, que se recuperó de una molestia muscular pero estará el próximo sábado a disposición para el partido ante Villa Dálmine.
El otro interrogante con el que el que el plantel Cervecero arrancó la semana, luego de haber tenido el fin de semana libre, es si habrá cambio de delantero. En las prácticas anteriores continuó en el equipo Facundo Castro, como había estado desde el arranque ante Deportivo Madryn pero podía tener una nueva oportunidad Federico Anselmo, que había perdido su lugar en el equipo.
En el transcurso del pasado fin de semana se habló mucho de las declaraciones realizadas por el mediocampista Iván Ramírez, en el último contacto con la prensa, donde el jugador del Cervecero había hecho un duro testimonio con respecto al árbitro Julio Barraza, que dirigió el partido entre Deportivo Madryn-Quilmes.
«Me hicieron falta, me quejé y el árbitro me dijo que no me iba a cobrar ninguna, me hablaba mal, que cuando terminara el partido me iba a cagar a trompadas», denunció Ramírez.

Compartir