«Hicimos un partido muy malo»

Darío Franco luego de la derrota de Quilmes en Santiago del Estero

La autocrítica de Darío Franco tras perder ante Güemes

El técnico de Quilmes, Darío Franco, no anduvo con vueltas al analizar la derrota sufrida ante Güemes por 1 a 0 y realizó una fuerte crítica al funcionamiento del equipo.


El entrenador del Cervecero reconoció que no hicieron un buen partido y reconoció: «jugamos un mal partido». Además, el DT se refirió a la manera en la que se concretó la derrota y apuntó a la falta de rebeldía que está vez mostró su equipo

.
“No hay mucho por hablar, hicimos un partido muy malo, el primer tiempo nos salvamos, fuimos muy superados. En el segundo tiempo arrancamos mejor pero nunca dimos esa sensación de estar dominando el partido. Una lástima porque el triunfo nos devolvía a la punta. Tenemos una semana corta que nos viene bien para no pensar tanto y esperar un partido que nos sirva como revancha”, señaló.


Quilmes no solo no pudo llegar a la punta sino que estiró su racha a cuatro partidos sin ganar tras perder con el que era el último de la Zona A antes de iniciarse la fecha.


“La idea siempre es la misma, en el segundo tiempo contra Alvarado, Ramírez también jugó ahí. Consideramos que podía tener mayor contacto con la pelota, es un jugador con mucha visión para asistir a sus compañeros y es rápido para hacer coberturas”, explicó Franco sobre la extraña posición en la que inició el partido el capitán de Quilmes.


El entrenador del Cervecero dispuso una línea de cinco defensores, con Ramírez medio en la zaga junto a Lucas Abascia y Martín Ferreira y en las bandas Damián Adín y Leandro Allende; adelante de ellos el doble cinco fue Santiago Puzzo y Axel Batista.


El planteo no funcionó y debió modificarlo luego de una muy malos primeros 39 minutos. El DT no eludió su preocupación tras la derrota ante Güemes: “fue un mal funcionamiento del equipo, cuando un equipo funciona mal es más preocupante que el rendimiento de las individualidades. Hay que tener otra manera de perder los partidos, con más actitud. En un rato del primer tiempo entendimos que no podíamos jugar por abajo y en corto, cada pelota que viajaba tenía un rechazo y la segunda pelota era del rival. Nunca pudimos generar. Creo que es muy justo el resultado”.

Compartir