Juicio para los principales acusados

Por el crimen de Lautaro Morello y la desaparición de Lucas Escalante

Amigos y familiares de Lautaro Morello y Lucas Escalante siguen protestando por ambos jóvenes

El fiscal que investiga el crimen de Lautaro Morello (18) y la desaparición de Lucas Escalante (26), quienes fueron vistos por última vez hace un año en Florencio Varela, pidió la elevación a juicio para los dos principales acusados, y planteó como hipótesis que un jefe policial, padre y tío de los acusados, pudo haber asesinado a una de las víctimas para lograr la impunidad de su hijo y su sobrino.


Fuentes judiciales confirmaron a Télam que el fiscal Daniel Ichazo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Berazategui, elevó a juicio la causa que tiene como imputados al comisario mayor Francisco Centurión, a su hijo Cristian y a su sobrino Maximiliano, en un caso donde los acusados y al menos una de las víctimas hacían negocios con los vales de combustible destinados a móviles policiales.
Además, el fiscal solicitó que otros cinco policías bonaerenses sean también sometidos a juicio, acusados de haber encubierto el hecho.


Según el requerimiento a elevación a juicio de 171 páginas, Ichazo imputó a los primos Centurión por los delitos de “homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento (que tuvo como víctima a Lautaro) en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada por ser cometida con violencia (cuya víctima fue Lucas)”.


En tanto, al comisario Centurión (fue detenido 17 de julio de este año, es decir siete meses después que su hijo y que su sobrino) se lo acusó de los delitos de “sustracción de caudales públicos en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada (de Lucas) por haber durado más de un mes y por ser cometida con violencia y, alternativamente, por homicidio agravado para procurar la impunidad para sí o para otro”.

LOS CARGOS

Es decir que el fiscal acusó a Cristian y Maximiliano Centurión de haber matado y calcinado a Lautaro y de haber mantenido cautivo a Lucas, mientras que al comisario Centurión no lo acusa del crimen de Lautaro, pero sí del secuestro de Lucas y, eventualmente, de haber sido quien lo asesinó para darle impunidad a su hijo y a su sobrino.


En el requerimiento, el fiscal solicitó al juez Diego Agüero, titular del Juzgado de Garantías 6, que los tres imputados sean sometidos a un juicio por jurados en un futuro debate en los tribunales del Departamento Judicial de Quilmes.


Para Ichazo, el 9 de diciembre de 2022, Cristian y Maximiliano Centurión “estrangularon y propinaron golpes a Lautaro Morello, con claras intenciones de darle muerte, provocándoles múltiples heridas en su cráneo y mandíbula, causándole finalmente su óbito por estrangulamiento (…) para luego disponer del cuerpo del mismo, e incinerar sus restos, en una zona rural a los fines de deshacerse de las evidencias del delito”.


En tanto, junto al comisario mayor Centurión, se imputa que el 10 de diciembre de año pasado, en el domicilio del policía “ejerciendo violencia privaron de su libertad a Lucas Escalante”, que había ido junto a Lautaro engañado por Cristian, quien le había prometido que le iba a entregar vales de nafta que estaban destinados a patrulleros.


Por otra parte, Ichazo también elevó a juicio a otros cinco policías, entre ellos al exjefe de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, Luis Zaracho, y el extitular de la comisaría de Bosques, Sergio Argañaraz.


El fiscal solicitó que ambos sean enjuiciados en un tribunal ordinario por los delitos de “encubrimiento calificado por ser el delito precedentemente grave y por su condición de funcionario público”.
Por otra parte, a los oficiales Ramiro Forchinito, Juan Manuel Britos y Damián Rodríguez fueron imputados por el delito de “encubrimiento”, señalaron los voceros judiciales.

Compartir